->>

nantlidigital
Trupeteando con La Trouppe

La Trouppe

Trupeteando con La Trouppe

“Pintura, escultura o danza puedes ver. Música o poesía escucharás también. Cuentos y novelas, historias que contar. Risas y tragedias aquí encontrarás. Bienvenidos al arte teatral donde todo se puede juntar.”

Con esas estrofas inicia el primer tema del disco “La Artesteada Trupetera” producido por Fundación Truperías y la compañía Teatral La Trouppe ¿Quiénes son? Y ¿Qué hacen? Ese ha sido el máximo descubrimiento de este año para Alonso y para mí desde que asistimos por invitación de una amiga a la presentación de “Trupeteando con los clásicos” y que se trató de una representación escénica muda enmarcada con la música clásica y su historia hasta llegar al Huapango de Moncayo tan distintivo para México, la obra se realizó en un escenario negro a oscuras y con el uso estratégico de la iluminación para dar lugar a un mundo fantástico de luz, sombras y colores, llamado “teatro negro” y que La Trouppe adereza con humor blanco. La experiencia fue increíble, Alonso le perdió el temor a los payasos, disfrutó al máximo de las sinfonías que ya había escuchado antes en otros espectáculos y en casa además de que para mí resultó un agasajo como fan del mundo del clown. Desde ese día, mi pequeño hijo juega a representar obras y presenta personajes al mero estilo de Trupo, Fundador y Presentador.

El tiempo pasó y elegí seguir la huella de la compañía, así que para mayo volvimos a compartir tiempo y espacio con ellos, esta vez con su espectáculo “Titerino Circus Trouppe” y el asombro fue mayúsculo: en un ambiente totalmente circense, con marionetas, clown, malabarismo, animales “sui generis” y música en vivo, la magia nos envolvió para disfrutar nuevamente de un momento increíble. Alonso salió súper motivado y contento, queriendo parecerse a Trupo con todo y nariz roja para presentar a sus propios personajes en casa y no contento con ello, fue que me pidió comprar la música de La Trouppe la cual disfruta mucho.

Pero el descubrimiento no termina ahí, apenas este fin de semana asistimos a otro espectáculo singular llamado “Charivari” con Titirola, Moñeta y Liza para jugar con formas, colores y sonidos en un escenario que conecta muy bien con su labor: “La Titería de Marionetas de la esquina” y entonces fue que tanto Alonso como yo terminamos de enamorarnos y decidir que “queremos más” para hacer, crear, imaginar, reír y soñar porque además de un espectáculo bien logrado (con algunas interrupciones por parte del público infantil tan difícil de hacer imaginar) y que resultó perfecto para él, descubrió el arte de hacer títeres, razón suficiente para volver y crearlos.

La Trouppe tiene sus antecedentes desde 1976 cuando “siendo alumnos y conejillos de indias de la primera generación de Licenciatura de la Escuela Nacional de Arte Teatral del INBA, Mauro Mendoza y Sylvia Guevara participan en un montaje sui-géneris para acreditar su primer año en las materias de producción teatral y taller de títeres: “Barrionetas”. A través de los años y con la experiencia acumulada fue en 1978 que “por una invitación de una maestra compañera de la escuela de teatro, Mauro es invitado a crear un espectáculo para un jardín de niños donde una incipiente Trouppe se presenta por primera vez con su primer obra: “Rompecabezas”, – tomando su nombre en homenaje a las compañías trashumantes de la Commedia dell’ Arte – y, debido al éxito obtenido se representó continuamente en escuelas, fiestas infantiles y parques durante dos años como “Grupo la Trouppe”. Sin duda, un grandioso esfuerzo, talento reunido, experiencia certificada y un montón de risas y aplausos acumulados a lo largo de 39 años que nada tienen que ver con montajes comerciales, efímeros, pasajeros. Los trupos (como llaman a su grupo de artistas) son profesionales en sus áreas y no sólo lo proyectan en el escenario sino que dejan huella profunda en los espectadores, crean vínculos y la necesidad de más sin necesidad de mercadotecnia superficial.

Con todo y lo que son y significan como compañía teatral, admiro su constancia y labor especialmente en tiempos actuales cuando la tecnología avasalla en todos los hogares y en la infancia particularmente por la necesidad que los adultos tienen de “entretener” a sus hijos de manera fácil y rápida, lo cual sin duda se nota desde el escenario cuando los pequeños empiezan a inquietarse, a moverse, a distraerse. Es entonces que como madre agradezco que todavía existan soñadores que apuesten por el valor de la imaginación, de la creatividad, del humor blanco, de los sueños y de la sana diversión además de que fomenten la integración y la convivencia familiar. A mí en lo particular, me conectan con mi infancia y con mi gusto fanático por los payasos, arlequines y demás personajes mágicos.

¡Bien por La Trouppe y larga vida para todos, aplausos de pie!

Elizabeth Cruz – Fundadora de Nantli

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

About the Author

Editorial

 

Be the first to comment “Trupeteando con La Trouppe”