->>

nantlidigital
Tania, gotitas de amor materno

Gotitas de amor materno

Tania, gotitas de amor materno

“¿Qué pueden hacer los padres cuando todo lo que sirve para calmar el llanto del niño (pecho, brazos, canciones, mimos) está prohibido?” – Carlos González / Pediatra

Mi relación personal con los Pediatras nunca ha sido la mejor; de hecho, en los tres años y medio de vida de Alonso, hemos visitado dos por cuestiones muy específicas: disminución de peso al año y fiebres inexplicables y repetitivas a los casi tres. Del primer asunto, la conclusión es que su alimentación era muy light; es decir, le faltaba proteína tanto en los alimentos que él ya comía para entonces como lo que consumía a través de mi leche pues mi dieta tampoco era muy basta en proteína. Del segundo asunto aparentemente fue algo así, como esas cosas que pasan sin explicación pero que tampoco pusieron en riesgo su salud ni mucho menos. Me negué a visitar Pediatras cuando recién nacido por la experiencia previa con mis sobrinos: niños sanos que visitan cada semana al médico y de alguna extraña forma, terminan súper medicados porque nunca alcanzan los estándares establecidos en peso, talla, desarrollo de habilidades, etc. y quise evitar que nuestro hijo fuera etiquetado desde bebé, lo importante era vigilar que no tuviera algún problema en su desarrollo y la solución más práctica fue llevarlo con el médico que lo trajo al mundo, así ha sido desde su primer mes y hasta este momento porque no ha sido un niño enfermizo. La segunda razón para no visitar a un Pediatra fue que en el 2013 (año en que me embaracé) el asunto de la lactancia materna todavía era un monstruo de siete cabezas que nadie sabía cómo tratar y en todo lo que leí la constante era la misma: los Pediatras no comulgan con la lactancia materna y aquéllos más atrevidos sólo seguían la recomendación de “hasta los seis meses” y nada más.

Por todo lo anterior es que encontrarse con una Pediatra, promotora de la lactancia materna, practicante de la misma y certificada en el tema es como “encontrarse con un garbanzo de a libra” porque pocos son los casos (o al menos, que yo conozca) pues generalmente las asesoras de lactancia materna no necesariamente tienen formación pediátrica y viceversa pero cuando se conjugan la formación profesional, con la práctica en tiempo real y la especialización en un tema que es el cimiento de un tipo de crianza diferente para los niños, ¡El círculo está completo!

Conocimos a Tania Eugenia Villarreal Jiménez, en Pachuca, Hidalgo; una ciudad que ha seguido de cerca los pasos de Nantli, a través de las invitaciones que Ruth García nos hace cada año para participar en la Expo Bebé Provincia y compartir con otras mamás la historia de “Yo, Mamá” (México, 2015) por lo que nos sorprendió encontrarnos con su mirada de complicidad, de experiencia, de honestidad y de saber perfectamente de lo que está hablando porque nadie se lo contó sino que ella lo vivió en carne propia.

Tania es originaria de la Ciudad de México pero reside en Pachuca desde hace ocho años, estudió Medicina en la Universidad de Puebla y Pediatría en el Hospital Infantil de Pachuca, está casada con Hugo quien es Médico Internista y tienen dos hijos: Diego de seis y Alejandro de tres años. Trabaja para la Secretaría de Salud, en una comunidad en Huehuetla, en la región de los Tenangos en jornadas de 36 horas continuas con descanso el resto de los días, lo cual le permite atender en su consultorio privado y además, está Certificada como Asesora Internacional de Lactancia Materna, lo cual la convierte en IBCLC por sus siglas en inglés.

Tania nos comparte su experiencia con la lactancia materna: “Con mi primer hijo yo creí que serían muy fácil aplicar la fres de ‘Pégatelo y ya’ pero resultó que no fue así, sufrí mucho y descubrí que no era un tema de asignatura en la carrera de medicina. Con mi segundo hijo, la experiencia fue diferente porque ya tenía más información y conseguí una lactancia exitosa con él.” A raíz de su primera experiencia, Tania se capacitó a través de un curso para ser Educador en Lactancia primero y después para ser Consultora de Lactancia pero quería profundizar más en el tema y consiguió la certificación. También nos explica que en la comunidad donde ella colabora, amamantar a los niños es algo natural y no tienen que esconderse porque no hay vergüenza ni morbo, por lo que encuentra extraño que sea en las ciudades donde el tema cause tanta controversia y que además, los Pediatras se sigan negando a la lactancia materna cuando ya existen todas las evidencias científicas para demostrar que se trata de una sustancia que aporta múltiples beneficios al desarrollo del bebé (es más que sólo alimento) y a la madre.

Tania es mamá en primer lugar, practica el colecho, lleva a sus hijos a la escuela, atiende a sus pacientes en el consultorio, asiste al trabajo en la comunidad y comparte los alimentos y las actividades en familia porque su esposo también colabora en la misma comunidad y atiende pacientes en el consultorio que es de ambos. Para ellos, es vital hacer vida familiar y compartir tiempo con los abuelos paternos y maternos pues ella creció en un ambiente familiar lleno de calores y amor y ahora transmite eso mismo a sus hijos. Y esa dinámica en familia es justo su valor más preciado porque no es una Pediatra sólo de título sino de vocación, de talento, de ingenio, de práctica diaria y de intuición por eso para ella es primordial “prevenir en lugar de atacar” y está convencida de que “una mamá informada logra establecer una lactancia materna exitosa a través de la asesoría prenatal” por eso las invita a “buscar apoyo porque siempre hay posibilidades y se pueden evitar gastos innecesarios”

Pueden encontrar a Tania a través de su página en Facebook https://www.facebook.com/Dra-Tania-Villarreal-Pediatra-e-IBCLC-900809443319381/ y hacer una cita con ella. Por nuestra parte, es un enorme privilegio contar con la amistad de Tania quien va rociando gotitas de amor materno al acompañar a otras mamás en el proceso de amamantar y criar a sus pequeños, agradecemos el tiempo brindado para esta entrevista y seguramente volveremos a coincidir muy pronto pues los caminos se van encontrando para quienes estamos convencidas de que existe una manera más natural y menos artificial de criar a nuestros hijos en todos los sentidos, lo cual también nos permite construir un mundo diferente para ellos y la sociedad entera.

Con gratitud,

Nantli

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

About the Author

Elizabeth Cruz

Elizabeth Cruz es Comunicóloga, Relacionista Pública, Autora del libro "Yo, Mamá", Colaboradora de RuizHealyTimes.com Fundadora de Nantli y principalmente: Mamá. El camino de la maternidad la ha llevado a autodescubrirse en el universo femenino y a conectar con otras mujeres que aportan su esencia en la construcción de un mundo mejor para las futuras generaciones.

 

Be the first to comment “Tania, gotitas de amor materno”